Las 12 noticias más importantes para 2012

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA (Vida Nueva). | El 2011 amaneció con la certeza de que sería un año marcado por la crisis económica a nivel mundial y nacional, y por la JMJ, en lo eclesial. Pero nadie podía predecir que también sería el año en que el mundo se vería interpelado por el estallido de la primavera árabe o el terremoto de Japón, o que España lo haría por el anuncio de ETA de que abandona definitivamente la violencia. En el nacimiento de 2012, con la mirada expectante ante lo desconocido, no deja de ser útil una guía con las citas que, a modo de agenda, no podrán pasarse por alto en el mundo, en España y en la Iglesia.

Pese a lo arriesgado del intento –hágase el experimento de leer esta información dentro de 12 meses–, desde estas páginas vamos a tratar de dilucidar cuáles serán los acontecimientos que marquen lo que 2012 significará para la Historia. Algo imposible sin perspectiva alguna (ninguna “noticia del año” fue prevista), aunque aquí marcharemos por el sendero seguro de la agenda y las efemérides, y huiremos de la aventura de la profecía y la especulación.

En este sentido, ¿qué hechos serán los más relevantes en la actualidad social y eclesial a nivel nacional e internacional? ¿Cuáles serán los 12 de 2012?

• 1. Sínodo sobre la Nueva Evangelización.

 

El arzobispo Rino Fisichella

Aunque se celebre en la parte final del año, del 7 al 28 de octubre, el Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización, el gran reto eclesial de nuestro tiempo, no podía dejar de encabezar esta enumeración de hechos referenciales de 2012.

Reconociendo la “necesidad de volver a proponer el Evangelio a las personas que lo conocen poco, o que incluso se han alejado de la Iglesia”, como explicó Benedicto XVI el 24 de octubre de 2010, cuando convocó el Sínodo, el Papa había dado muestras de que este será un eje básico de su pontificado con la creación del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, presidido por Rino Fisichella.

Fisichella, en una entrevista con Vida Nueva, señalaba las principales causas de la descristianización: “El nihilismo ha entrado en el comportamiento de cada persona, lo que ha llevado a una forma de secularización en la que se encuentra hoy Occidente. Así, se desconfía de la razón para alcanzar la verdad y se produce un cierre en uno mismo con un individualismo profundo”.

Nihilismo, relativismo, individualismo… Estos son los síntomas contra los que, siguiendo las directrices definidas de un modo constante por el Papa, se quiere impulsar un “plan unitario” que embarque a toda la Iglesia y por el que la Nueva Evangelización aparece “como el instrumento gracias al cual es posible enfrentar a los desafíos de un mundo en acelerada transformación” (Lineamenta del Sínodo).

Pese a que el reto de la Nueva Evangelización está latente desde el Concilio Vaticano II, y ya Pablo VI y Juan Pablo II alertaran de su urgencia, el Sínodo de los Obispos, que concentrará en Roma a pastores y especialistas de todo el mundo, será una oportunidad excepcional para que ese “plan unitario” –que habría de reconocer la diversidad de respuestas de acuerdo a los distintos ámbitos culturales en que la Iglesia se hace presente– quede encauzado definitivamente.

• 2. Año de la fe.

También en octubre, el día 11 y en continuidad con la apuesta por la Nueva Evangelización, se inaugurará el Año de la fe. Al igual que el Año Paulino o el Año Sacerdotal fueron ocasiones especiales con que Benedicto XVI señaló a todos los católicos modelos o aspectos sobre los que concentrar la reflexión y la oración, esta iniciativa se celebrará con el fin de “dar un renovado impulso a la misión de la Iglesia de conducir a los hombres fuera del desierto en el que se encuentran con frecuencia”.

Así lo expresa el Papa en la carta apostólica Porta Fidei, en forma de Motu proprio, con el que convoca oficialmente el Año de la fe.

Este hito, que se clausurará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Cristo Rey, busca ser el marco eclesial en que se apoyen las iniciativas destinadas al impulso de la Nueva Evangelización. En Porta Fidei, fechada el pasado 11 de octubre, el Pontífice explica que el término ‘puerta de la fe’ simboliza el modo en que se quiere introducir al hombre moderno “en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia”, estando “siempre abierta para nosotros. (…) Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida”.

Un camino que también compromete a la propia institución eclesial. Y es que Ratzinger señala la necesidad de una “renovación de la Iglesia”.

En definitiva, con el Año de la fe y las iniciativas que a buen seguro se acometerán en las diferentes comunidades cristianas de todo el mundo, la Iglesia buscará ofrecer respuestas concretas a la “profunda crisis de fe” que hoy afecta a tantas personas.

• 3. El Concilio Vaticano II cumple 50 años.

Precisamente, el Año de la fe se vincula con otro hito eclesial que renovó el modo de relacionarse la Iglesia con el mundo: el Concilio Vaticano II, del que ahora se cumplen 50 años. Y es que el 11 de octubre, día de la inauguración del Año de la fe, coincide con la conmemoración de las bodas de oro de la apertura conciliar.

Ese día comenzó a darse forma a la intuición de Juan XXIII de que había que abrir la Iglesia al diálogo con la cultura de su tiempo, así como avanzar hacia un estrechamiento en las relaciones ecuménicas e interreligiosas.

El Concilio supuso el gran cambio eclesial en el sigo XX, adelantando algunas de las respuestas ante la secularización que ya se atisbaba. La mayor implicación de los laicos, el incremento de la colegialidad en el gobierno eclesial y la defensa de la separación Iglesia-Estado, pese a lo mucho que aún queda por recorrer en estos ámbitos, han sido elementos que han contribuido decisivamente para actualizar la misión.

Ahora, como explicó Benedicto XVI el pasado septiembre en su discurso de Friburgo (Alemania), la Iglesia debe continuar con su proceso de reforma interna. ¿Cómo? Abriéndose “de nuevo a las preocupaciones del mundo” y dedicándose “sin reservas a ellas”, aunque salvando el peligro de ser ella la que “se acomode al mundo” y se haga “autosuficiente”, dando una importancia excesiva “a la organización y a la institucionalización”.

“Liberada de su peso material y político –profundizaba el Pontífice–, la Iglesia puede dedicarse mejor y de un modo verdaderamente cristiano al mundo entero, puede estar verdaderamente abierta al mundo”. Esta actualización del espíritu conciliar es la receta de Benedicto XVI como motor de la Nueva Evangelización.

• 4. Viaje papal a México y Cuba.

 

Benedicto XVI junto a un cuadro de la Virgen de Guadalupe

Pese a que solo hay un viaje en 2012 confirmado oficialmente por la Santa Sede, el que Benedicto XVI emprenderá del 23 al 28 de marzo a México y Cuba será especial por muchos motivos. Entre otros, porque revivirá algunos de los momentos más importantes del pontificado de su predecesor, Juan Pablo II

.

Wojtyla realizó su primer viaje papal a Puebla, en enero de 1979, para participar en la III Asamblea del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Desde entonces, volvería a México en otras cuatro ocasiones: 1990, 1993, 1999 y 2002. Se fraguaría así una relación de especial cercanía por la que el Papa polaco veía en su población mayoritariamente católica un pulmón espiritual que contrastaba con el aumento de la secularización en Occidente y con la propia legislación del país, de corte laicista.

El entusiasmo que Juan Pablo II siempre despertó entre los mexicanos se reprodujo este pasado año, cuando, después de su beatificación, sus reliquias (una muestra de su sangre) recorrieron todo el país en una peregrinación que congregó a grandes multitudes a su paso.

El viaje a Cuba también tiene su origen en una peregrinación, la de la Virgen del Cobre, que llevó a echarse a la calle a miles de personas por toda la Isla en los últimos meses. Su culminación, el pasado 30 de diciembre, ha precedido a la declaración de un Año Jubilar Mariano que concluirá el 5 de enero de 2013.

También aquí estará muy presente la figura de Juan Pablo II, cuya visita a Cuba en 1998 supuso un hito en el país comunista, regido desde hace medio siglo por los hermanos Castro.

Muchos analistas ven en ese viaje papal un punto fundamental para un paulatino proceso de apertura por el que la Iglesia se ha hecho visible y ha establecido un diálogo cada vez más profundo con el régimen para que se amplíen derechos ciudadanos. De hecho, a lo largo del último año, la mediación eclesial motivó que decenas de presos políticos abandonaran la cárcel, siendo enviados preferentemente a España.

Este clima de cordialidad supone una oportunidad idónea para que Benedicto XVI pueda proponer un mensaje de reconciliación en lo que cada vez se ve más cerca como una transición hacia un modelo en el que, al fin, se vean garantizados todos los derechos y libertades de los cubanos.

• 5. Encuentro Mundial de las Familias en Milán.

 

El cardenal Antonelli

Sin salir de Italia, Benedicto XVI tendrá otra cita de referencia en el Encuentro Mundial de las Familias (EMF). Será del 30 de mayo al 3 de junio, en Milán, y supondrá la séptima edición de una iniciativa que echó a rodar en 1994, de la mano de Juan Pablo II.

Bajo el lema La familia: el trabajo y la fiesta, contará con dos momentos principales. Primero, un congreso en el que expertos de pastoral familiar reflexionarán sobre el tema propuesto por el Papa y, a continuación, una celebración en la que Ratzinger se reunirá con miles de familias provenientes de todo el mundo.

Como explicó Benedicto XVI en su convocatoria, el EMF supondrá una buena oportunidad para pedir a las familias que no caigan en el “estilo de vida individualista” al que les abocan “la organización del trabajo, pensada y realizada en función de la competencia de mercado y del máximo beneficio, y la concepción de la fiesta como ocasión de evasión y de consumo”, contribuyendo ambas “a disgregar la familia y la comunidad”.

Por contra, les pedirá “repensar el trabajo y la fiesta en la perspectiva de una familia unida y abierta a la vida, bien insertada en la sociedad y en la Iglesia, atenta a la calidad de las relaciones además que a la economía del núcleo familiar”.

• 6. Barcelona, sede del Atrio de los Gentiles y la Misión Metrópolis.

 

Consagración de la Sagrada Familia de Barcelona

En consonancia con el impulso de la Nueva Evangelización, desde la Santa Sede se desarrollarán este año dos iniciativas en las que se tienen puestas muchas esperanzas como iconos de un nuevo modo de relacionarse con el mundo actual: el Atrio de los Gentiles y la Misión Metrópolis. Barcelona, entre otras ciudades europeas, será sede de ambas.

El Atrio de los Gentiles, organizado por el Pontificio Consejo para la Cultura como un instrumento para el diálogo entre creyentes y no creyentes, nació el pasado año, siendo sus primeras sedes ciudades como París y Bolonia.

En la Ciudad Condal, la presente edición girará en torno a la Sagrada Familia de Gaudí, que, desde que fuera consagrada como basílica por el Papa el 7 de noviembre de 2010, es uno de los símbolos de la Nueva Evangelización.

La Misión Metrópolis, a cargo del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, se celebrará durante la Cuaresma en otras once grandes ciudades europeas además de Barcelona. En todas ellas, alrededor de la catedral, se realizará una lectura continua de los Evangelios y se impartirán catequesis con jóvenes, familias y catecúmenos. También se espera un gesto de caridad destacado.

La experiencia recabada en estas acciones será expuesta, en octubre, en el Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización.

• 7. Asuntos vaticanos pendientes.

 

Bernard Fellay, superior de los lefebvristas

Más allá de su magisterio, Benedicto XVI será recordado por dar una respuesta comprometida a retos eclesiales de carácter más práctico… y difícil. Los principales, y sin duda los más graves, son los casos de abusos sexuales contra menoresa cargo de religiosos y sacerdotes, que han salido a la luz en los últimos años en países como los Estados Unidos, Chile, Irlanda, Alemania u Holanda.

Desde el Vaticano se ha actuado con transparencia a la hora de la denuncia y la reparación, siendo numerosos los gestos del Papa con las víctimas en sus viajes. Además, Roma ha hecho pública la guía contra los abusos sexuales que, se afirma, aplica desde 2001.

Por todo ello, una cita importante para 2012 es el Congreso sobre la Pederastia que, organizado por la Universidad Pontificia Gregoriana, contará con la presencia en Roma de unos 200 participantes, incluidos obispos y presidentes de congregaciones de todo el mundo. Será del 6 al 8 de febrero y, como explica el lema de las jornadas, buscará avanzar Hacia la curación y la renovación.

Además, antes de mayo está previsto que la Santa Sede cuente con la información solicitada a todas las conferencias episcopales, y con la que establecerá unas ‘Líneas guía’ para tratar los casos de abusos.

Otro asunto importante es el diálogo mantenido en los últimos años con los lefebvristas. Tras los rumores sobre la integración en un Ordinariato especial de los miembros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX), todo permanece en el aire hasta que ofrezcan una respuesta al ‘Preámbulo Doctrinal’ que, el pasado 14 de septiembre, les entregó la Congregación para la Doctrina de la Fe con los principios doctrinales mínimos a aceptar.

Aún no ha habido respuesta pública, pero esta no habría de pasar de los próximos meses. Se desconocen las consecuencias que un “no” podría acarrear de cara a la reintegración eclesial de este grupo surgido en torno a la figura de Marcel Lefebvre.

Menos problemas debería haber con los Ordinariatos creados para los anglicanos que se convierten al catolicismo. Son muchas las comunidades de esta confesión que, en bloque o de modo individual, solicitan su vuelta a Roma. El primer Ordinariato surgió el 15 de enero de 2011 en Inglaterra y Gales. El segundo ha nacido este 1 de enero en los Estados Unidos.

• 8. Evolución de la primavera árabe.

A nivel internacional, la gran noticia de 2011 fue la primavera árabe, un movimiento democrático que revolucionó el Magreb hasta acabar con las dictaduras de Túnez, Egipto y Libia, y propiciar una cierta apertura en países como Marruecos, Argelia o Jordania.

Con la salvedad de Túnez, donde se ha dado paso a la democracia sin mayores tensiones, el cambio está siendo más complejo en Egipto y Libia. En Egipto, las manifestaciones populares continúan contra un ejército del que se teme que, en vez de tutelar el paso a la democracia tras la caída de Mubarak, acabe manteniéndose en el poder.

La situación es de caos, con los militares reprimiendo brutalmente a los críticos mientras continúa un complejo proceso electoral que se extenderá hasta marzo (comenzó el 28 de noviembre) con el fin de constituir unas Cortes de las que saldría una Constitución. Por ahora, los Hermanos Musulmanes se imponen en las elecciones, ante el temor de la minoría cristiana copta.

En Libia, el país se encuentra paralizado. Tras la guerra civil y el posterior asesinato de Gadafi a manos de milicianos insurgentes, falta por ver cómo se entenderán unas fuerzas opositoras a las que solo unía el rechazo de la dictadura.

Otro caso paradigmático es Siria, donde Bassar al-Assad, tras unas reformas iniciales que no sofocaron las protestas, está ahogando las mismas con una sangrienta represión.

En la vecina Asia, el gran cambio se está produciendo en Irak. Tras la retirada de las últimas tropas norteamericanas a la conclusión de 2011, se abre un más que incierto futuro. Como en Afganistán, se teme que los islamistas más fundamentalistas se hagan con el control del país. Barack Obama, que en noviembre buscará la reelección en las presidenciales estadounidenses, compromete aquí parte de su crédito.

Cabe esperar que en 2012 mejore la situación de las minorías cristianas, cada vez más difícil en Tierra Santa y en países como Pakistán, Filipinas o Indonesia. Este último, el país más católico de Asia, ha declarado el 2012 Año de las Obras Misionales Pontificias, en conmemoración de los 80 años de la presencia de la Iglesia allí.

• 9. La Iglesia, presente en el Bicentenario de las Cortes de Cádiz.

Recogiendo el testigo de los Bicentenarios que estos años se celebran en el continente americano para recordar la independencia de sus países respecto a las metrópolis coloniales europeas (principalmente, España), 2012 acogerá otro Bicentenario muy especial: el del nacimiento del constitucionalismo en nuestro país.

Al igual que en América Latina, la Iglesia estará muy presente en todos los actos conmemorativos como reconocimiento al protagonismo que desempeñó en estos procesos históricos. Hay que recordar que el 19 de marzo de 1812, cuando las Cortes establecidas en Cádiz (a causa de la Guerra de Independencia contra Francia) promulgaron la primera Constitución en la historia de España (conocida popularmente como La Pepa, por coincidir con la festividad de san José), muchos de los diputados eran clérigos.

Lo cierto es que en un contexto de caos a causa de la guerra, la Iglesia, a ojos de los ciudadanos, era percibida como una institución que generaba liderazgo ante un cambio político de tal envergadura. Lo cual se reflejó en el contenido de la Carta Magna, que se caracterizaba por su marcada confesionalidad a la vez que consagraba algunos de los principios liberales nacidos de la Ilustración.

El Oratorio San Felipe Neri de Cádiz, por un acuerdo entre la diócesis y el consistorio organizador del Bicentenario, albergará la exposición Presente y memoria, donde se recogerán documentos y recuerdos de la época. Entre otros actos, destacarán el simposio histórico Iglesia y Constitución durante las Cortes de Cádiz y las XXXII Jornadas Episcopales de Patrimonio de la Iglesia.

• 10. El Gobierno del PP concretará sus políticas.

Ni en la campaña electoral ni en el proceso de investidura que convirtió a Mariano Rajoy en el sexto presidente de la democracia, se pudo conocer con concreción cuál va a ser la política que desarrolle el nuevo Gobierno del PP en temas en los que la Iglesia mantiene un posicionamiento claro, como puedan ser el aborto, el matrimonio homosexual o la educación. Incluso sobre los dos primeros, al estar desarrollados en sendas leyes impulsadas por el Gobierno Zapatero, parece haber diferencias.

Mientras que de la Ley del Aborto el nuevo Ejecutivo ha afirmado que se revisarán aspectos como el que una menor de 16 años pueda abortar sin el consentimiento de sus padres, además de que se impulsarán “políticas favorables al derecho a la vida” (en palabras de Rajoy, aunque sin precisar más), de la Ley del Matrimonio Homosexual, recurrida como la anterior por el PP al Tribunal Constitucional, no se reformará ninguno de sus apartados hasta que no se manifieste el Alto Tribunal.

En materia educativa, aparte de la ampliación del Bachillerato a tres años y la apuesta por el bilingüismo, se desconoce el contenido de una supuesta nueva Ley de Educación, o bien si Rajoy buscaría, por primera vez en la democracia, la firma de un Pacto de Estado por la Educación. Desde Escuelas Católicas se reclama este acuerdo nacional, así como que se preserven en igualdad de condiciones la red pública y la concertada. También se da por hecha la sustitución de Educación para la Ciudadanía por una asignatura basada únicamente en valores constitucionales.

Asuntos como la eutanasia o una nueva legislación sobre libertad religiosa, que finalmente no fueron acometidos por el Gobierno socialista, también quedarían en suspenso. Tampoco se esperan cambios en la situación del Valle de los Caídos, de donde una Comisión de Expertos designada por el anterior Ejecutivo aconsejó la salida de los restos de Franco.

• 11. ¿El final definitivo de ETA?

 

Pello Urizar, portavoz de Bildu

El año pasado concluyó con la buena noticia de que ETA anunciaba el cese definitivo de la violencia. Pese a todo, la mayoría de la sociedad española sigue pidiendo que se den los pasos siguientes por parte de una banda terrorista con 857 víctimas en 60 años de sangrienta existencia: su disolución y la entrega de las armas.

Paralelamente, tras años fuera de las instituciones, la izquierda abertzale vuelve a tener presencia política: en Euskadi, donde Bildu se convirtió en las elecciones municipales de mayo en la segunda fuerza más votada, y en el Parlamento, donde la coalición Amaiur cuenta con siete diputados, con uno de ellos por Navarra.

La Iglesia en el País Vasco busca acompañar este proceso desde la cercanía a las víctimas y llamando a la reconciliación. Un ejemplo visible de este afán se verá reflejado el 25 de febrero, con un encuentro de oración por la paz y la reconciliación convocado por los obispos de Bilbao, San Sebastián y Vitoria. El acto coincidirá con el primer sábado de Cuaresma y se desarrollará a la vez en las tres diócesis. Con el fin de su idónea preparación, los prelados enviarán a las parroquias, comunidades e instituciones unas “orientaciones prácticas” para “la reflexión, la oración y el compromiso”.

En el inicio del año, con todas las prevenciones, cabe preguntarse si 2012 supondrá el fin definitivo de la gran lacra de la democracia española. La Iglesia, instrumento de paz, puede ser un apoyo esencial para que esto se produzca.

• 12. Esperanza ante la crisis.

Hubiera sido un colofón perfecto titular este último apartado así: ‘El principio del fin de la crisis’. Pero, ya al inicio de este recopilatorio, se advertía que este no es un espacio para las especulaciones.

Desde 2008, se han acentuado aún más las desigualdades sociales y se ha generado un nuevo modelo de pobreza, en España y en el resto del mundo. ¿Puede ser 2012 el año en que empiece a retroceder la crisis? ¿Las diferentes crisis que ahora mismo coexisten? Ojalá.

Concluimos esta enumeración incumpliendo el propósito inicial de no ofrecer más que datos. Pero solo parcialmente. Nada de suposiciones infundadas. Solo un deseo. Solo esperanza.

En el nº 2.783 de Vida Nueva.

 

Artículos

Esta página ha sido actualizada el  27/01/2014

Obispado de Salamanca, C/Rosario, 18, 37001, Salamanca, España, Tel: 923128900 Fax: 923128901
casadelaiglesia@diocesisdesalamanca.com
Información Legal
2008 Informática Millán