Muy pronto estrenaremos nuestra nueva web
ACTUALIDAD DIOCESANA

13/12/2017

Cáritas diocesana destina 527.479 € para ayudar a 1.409 familias a mantener su vivienda

Bajo el lema ‘Salamanca puede ser azar, pero también ayuda‘, este domingo 17 de diciembre Cáritas diocesana impulsa la Campaña Operación Vivienda 2017, con el objetivo concienciar a la sociedad salmantina sobre los problemas que muchas personas tienen para alquilar una vivienda o para hacer frente a los pagos de los recibos de agua, luz o gas. La colecta del domingo 17 en las parroquias de la Diócesis de Salamanca irá destinada a apoyar económicamente a las familias que pasan por estas dificultades.

José María Rodríguez, secretario general de Cáritas Diocesana de Salamanca, y Oliva Martín, responsable de Atención Primaria y Acogida han presentado esta mañana en rueda de prensa la Campaña Operación Vivienda 2017. La institución ha apoyado a 1.409 familias desde noviembre de 2016 hasta octubre de este año, 111 más que el año anterior, mediante 2.613 ayudas, con un importe de 527.479 euros, destinados a ayudas de alquiler y suministros (gas, luz, agua), 38.296 euros más que en el periodo anterior.

La vivienda es algo básico para vivir con dignidad, pero para ello, no sólo hay que tener un lugar para cobijarse, sino un espacio que reúna las condiciones mínimas, que permita vivir con dignidad.

Cáritas ofrece ayuda a través del recurso de acogida y atención primaria, donde se realizan ayudas de alquiler y suministros. Por otro lado, se lleva a cabo un acompañamiento a las familias ofreciendo asesoramiento. Se apoya para que las familias no pierdan sus viviendas, ayudando en el pago del alquiler a los que están en situaciones extremas, pero también se busca asegurar que dentro de la vivienda no se pierdan las condiciones mínimas de habitabilidad, por lo que también se apoya en los gastos de luz, gas, agua, a las familias que más lo necesitan.

Además, se ofrece respuesta a las personas que no tienen hogar a través del Centro de Acogida Padre Damián y de la Casa de Acogida Samuel de enfermos de sida a lo largo del año.

Derecho a una vivienda digna

Tener vivienda es un factor determinante a la hora de evitar la exclusión social. No obstante, la vivienda, más que un bien de primera necesidad y un derecho fundamental, es considerada un bien de consumo, y está sometida a los vaivenes del mercado.

De hecho, comienzan a preocupar los datos que reflejan un repunte cada vez más acusado del precio de las viviendas de segunda mano y del precio de los alquileres.

Pese a que existen muchas viviendas vacías, en Salamanca el precio de la vivienda alcanzó un máximo en febrero de 2016 (1500€/m2) y desde entonces se observó una tendencia a la baja que se ha roto a mediados del 2017, alcanzándose un precio en diciembre de este año de 1786€/m2, según datos de Expocasa. Asimismo, se prevé para 2018 un aumento del precio en un 8%, según datos del Instituto de Práctica Empresarial.

Ante las dificultades económicas, las familias han adoptado diversas medidas de resistencia como la reducción del consumo de energía, la aceptación de condiciones laborales poco deseables y la reducción de gastos en el pago de vivienda.

Cabe destacar que la dificultad para hacer frente al gasto de s

uministros genera una deuda imposible de asumir para las familias, ya que, al acogerse a la Ley de protección de familias vulnerables, no pierden el suministro pero siguen acumulando recibos impagados, por lo que se ven obligadas a solicitar ayudas para hacerlos frente.

Y es que, a pesar de que los datos de empleo en los últimos trimestres han mejorado, la recuperación no ha llegado a los más pobres. Observando los datos del empleo a través de la EPA seguimos reafirmándonos en esta conclusión, ya que, por ejemplo, el paro de larga duración sigue aumentando, al mismo tiempo que cae la ocupación entre las personas con menores niveles de estudios.

 

Perfil de las personas atendidas

  • Familias y personas en situación de vulnerabilidad, que no pueden hacer frente al pago de la hipoteca o alquiler.
  • Familias que comparten vivienda porque no pueden acceder a una individual dados los requisitos que se exigen (nóminas, varias mensualidades de adelanto, etc.).
  • Familias monoparentales principalmente encabezadas por mujeres, con cargas familiares, generalmente no compartidas.
  • Parados de larga duración que han agotado las prestaciones y subsidios por desempleo y no están cubiertos por otros tipos de prestaciones del sistema contributivo.
  • Personas cuyos ingresos por trabajo no son suficientes para cubrir sus necesidades básicas, dado que la calidad del empleo que se genera, no permite un nivel de ingresos suficientes para un mantenimiento adecuado de la vivienda.

 

¿Cómo puedo colaborar?

Todas las personas que quieran colaborar con esta campaña pueden hacerlo en las colectas parroquiales del domingo día 17, dirigirse a la sede de Cáritas diocesana (C/ Monroy, nº 2), realizar su donativo en cualquier entidad bancaria a nombre de Cáritas Diocesana de Salamanca indicando en el concepto ‘Operación Vivienda’ o a través de la página web: www.caritasalamanca.org

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo
VOLVER
Actualidad Diocesana
Cartel Campaña Operación Vivienda 2017

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies