ACTUALIDAD DIOCESANA

14/01/2022

18-25 Enero. Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

“Hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo” (cf. Mt 2, 2), con este lema se presenta este año este octavario de oración que transcurre entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo.

 

SERVICIO DIOCESANO DE COMUNICACIÓN

La Iglesia celebra del 18 al 25 de enero la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, este año bajo el lema: “Hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo” (cf. Mt 2, 2). Una cita anual de oración y encuentro ecuménico entre las distintas confesiones cristianas de todo el mundo para “orar por nuestra plena unidad visible según el deseo de Jesús ‘… que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea'” , como recuerda la hermana Julia Blázquez, aci, directora del Servicio diocesano de Ecumenismo y Relaciones interconfesionales.

El texto bíblico que inspira el lema de este año (Mateo 2,2) hace referencia a la visita de los Reyes Magos al Rey recién nacido en Belén, y ” trata de animarnos a ser un signo, como la estrella, que guíe el anhelo de Dios de toda la humanidad hacia Cristo y convertirnos en mediación para que Dios lleve a cabo la reconciliación de todos los pueblos”, explica Julia.

Celebraciones en Salamanca

Esta semana de Oración por la Unidad de los Cristianos se vive muy intensamente en la Diócesis de Salamanca, donde cada año el Servicio diocesano de Ecumenismo y Relaciones interconfesionales, en colaboración con otras confesiones cristianas de Salamanca, invita a la sociedad salmantina a  participar activamente en las distintas celebraciones ecuménicas que se llevan a cabo del 18 al 25 de enero. Las actividades serán inauguradas el martes, día 18, con una oración interconfesional, que va presidir el obispo de Salamanca, Mons. José Luis Retana, a las 20:O0 horas en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, con presencia de las confesiones anglicana y ortodoxa rumana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Materiales

Los materiales para ayudar a la reflexión y para preparar las celebraciones de este octavario de oración han sido elaborados este año por el Consejo de Iglesias de Oriente próximo, tierra que ha dado miles de testigos y mártires cristianos a lo largo de la historia.  En la actualidad se trata de una pequeña comunidad cristiana que está seriamente amenazada, por lo que muchos de sus miembros se ven obligados a buscar una vida más segura y en paz en otros lugares. Por eso, “hoy, más que nunca, la Iglesia de Próximo Oriente (Líbano, Irak, Irán, Siria y Egipto) necesita una luz celestial para acompañar a su pueblo”, recuerda la responsable del Servicio diocesano de Ecumenismo y relaciones interconfesionales de Salamanca.

A estos materiales se suman los que aporta la Subcomisión Episcopal para las relaciones interconfesionales y diálogo interreligioso: el mensaje que firman los obispos de esta subcomisión; un guion para las celebraciones eucarísticas de la Semana; y una reflexión que se podrá usar en la adoración eucarística, que es una novedad en los materiales de este año. 

— MATERIALES PARA LA CELEBRACIÓN DE LA SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS —

 

¿Qué dicen los obispos?

Los obispos comienzan su mensaje señalando que la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, “nos vuelve a interpelar, poniendo como un espejo ante nuestra vista la falta de unidad que nos aqueja, restando así significado a nuestra presencia en el mundo”. Y añaden, “el avance de la descristianización de Europa inquieta la conciencia de las Iglesias y Comunidades eclesiales, preocupadas por la pérdida de identidad cristiana del Occidente, cuya cultura y comprensión de la vida, del origen y destino del ser humano no podría entenderse sin la referencia de su propia historia al Evangelio”.

Los obispos reclaman volver a poner el foco en el mandato que Cristo confío a los apóstoles, anunciar el Evangelio, que es la razón de ser de la Iglesia. “La salvación –puntualizan- es el destino universal de todos los seres humanos; y para que la salvación alcance a todos es preciso darles a conocer la verdad que se le ha confiado a la Iglesia”.

En sintonía con el lema que se propone para este año, “hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo” ponen su esperanza en que la luz de Cristo “sigue alumbrando las oscuridades de las personas y de los pueblos, sin que se extinga el hambre de Dios”. La adoración de los Magos de Oriente, “proclama el carácter universal de la salvación que el Hijo de Dios vino a traer a la tierra, y esa universalidad mira tanto a los países de misión como a las sociedades de los países antes cristianos y hoy en la frontera del indiferentismo, donde tanto han disminuido las comunidades cristianas confesantes y de práctica religiosa”.

En referencia concreta al tema ecuménico, los obispos explican que este año «queremos poner el acento en el alcance universal del anuncio de la salvación en Cristo y, por tanto, en el carácter misionero de un ecumenismo que no pierda de vista el fin último de la evangelización«. Y puntualizan, «la nueva evangelización es tarea de todos, y la misión requiere hoy de las Iglesias y Comunidades un trabajo de conjunto.»

También explican que han sido los cristianos del Próximo Oriente los que han elegido el lema y han presentado una propuesta para elaborar los materiales. Por eso, se invita especialmente a tener presente a estos cristianos del Próximo Oriente, en el que «un mosaico de Iglesias y Comunidades eclesiales se esfuerza por mitigar los enfrentamientos políticos y las acciones de guerra y violencia que no cesan y que tanto han afectado a la sociología cristiana en el gran escenario de la historia sagrada».

Los obispos terminar su mensaje «haciendo nuestras las palabras con las que el grupo exhorta a los cristianos a tener presentes a nuestros hermanos del Oriente: «Hoy, más que nunca, el Próximo Oriente necesita una luz celestial para acompañar a su pueblo. La estrella de Belén es la señal de que Dios camina con su pueblo, siente su dolor, escucha su grito y le muestra compasión (…). El camino de la fe es este caminar con Dios que siempre vela por su pueblo y que nos guía por las complejas sendas de la historia y de la vida».

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo
VOLVER
Actualidad Diocesana

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies