ACTUALIDAD DIOCESANA

16/02/2021

La colecta del Miércoles de Ceniza se destinará al proyecto Ranquines

Un proyecto fruto de la Asamblea diocesana que se ha convertido en espacio de “humanidad y fraternidad” al servicio de los más desfavorecidos de la sociedad: personas con enfermedad mental y en riesgo de exclusión.

 

El próximo miércoles, 17 de febrero, con la celebración de la imposición de la Ceniza iniciamos la Cuaresma, un tiempo litúrgico de conversión y esperanza, “en donde a través de la oración, el ayuno y la limosna, e intensificando la Eucaristía, la penitencia y otras ‘salidas”’ de nuestro propio ‘amor, querer e interés’ hacemos una travesía que nos lleva a la Pascua”, recuerda Policarpo Díaz, vicario de pastoral de la Diócesis de Salamanca, “a morir al hombre viejo y “re-nacer” con Cristo victorioso en su Pascua”.

Desde hace dos años la colecta de las celebraciones del Miércoles de Ceniza se destina al proyecto diocesano Ranquines y su centro de día para personas con problemas de salud mental y en riesgo de exclusión social.

El vicario de pastoral resalta que “Ranquines lleva ya más de tres años tratando este tema en su ‘raíz’ y en su ‘profundidad’, ofreciendo una formación, un quehacer, un espacio de humanidad y fraternidad…”. Un proyecto “fruto hermoso de varias voluntades ‘tocadas’ por el Evangelio y que cristalizaron”, en la Asamblea Diocesana (2014-2016) como “un proyecto común”, impulsado por la Diócesis de Salamanca, Cáritas Diocesana, los Misioneros Paúles, las Hijas de Jesús, las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, las Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, las Religiosas de los Sagrados Corazones, y la Parroquia de El Milagro de San José.

Un proyecto que además del esfuerzo que están llevando a cabo estas instituciones “necesita ser acompañado con otras fuentes de financiación ‘de todos’ los creyentes de nuestra Iglesia diocesana”, explica  Díaz para “expresar y sentir que es algo de todos y al servicio de los más desfavorecidos de la sociedad y como un medio más directo y concreto para entrar en ese camino penitencial de la Cuaresma”. Por todo ello, propone a parroquias y centros de culto eucarístico que el Miércoles de Ceniza “se presente y se motive” la colecta para este proyecto diocesano.

Dada la actual limitación de aforo de los templos (25 personas),  sugiere a los fieles que realicen su donativo en la cuenta de Cáritas diocesana ES59 2100 1263 2201 0051 5557 (La Caixa), indicando en el concepto “Proyecto Ranquines”. También existe la posibilidad de realizar directamente el donativo en la web de Cáritas diocesana de Salamanca https://www.caritasalamanca.org/colabora/donativos/, indicando en el apartado “finalidad”: Proyecto Ranquines.

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo
VOLVER
Actualidad Diocesana

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies